28 de septiembre de 2010

La venganza es un plato que se sirve... ¿frío?

Pues a mí esta me ha puesto muy caliente.

Todo empezó cuando Katy Perry, excelente cantante bastante irreverente, famosa por sus "You're so gay" y "I kissed a girl", participó en el programa de Barrio Sésamo cantando con Elmo:



Resulta que la dirección del programa recibió quejas de los padres de los niños con argumentaciones tales como "Vais a tener que renombrar el programa como 'Clevavage Avenue' (Avenida del escote)" o bien "Ahora mi hijo quiere leche".

La cosa no podía quedar así y la venganza vino en forma de sketch en Saturday Night Live. Sin palabras:



Y Elmo, claro, encantado. Como el resto de la audiencia. Casi ni se notan las prótesis.

La cuestión es que no pase nada porque los niños se anestesien al ver cada día los muertos (norteamericanos, por ejemplo) en guerras, incursiones o simplemente, en peleas de bandas callejeras, y la sociedad yanki se escandalice por un canalillo que, en el primer vídeo de la discordia, ni siquiera sea digno de llamarse como tal. Seguro que esos padres irán mañana a comprarle al niño el nuevo GTA o su primera pistola de balines.

2 comentarios:

Mauro (para los amigos) dijo...

Si fuera el segundo vídeo el de la polémica lo hubiese entendido. Los niños tiene que aprender modales y lo de masticar chicle con la boca abierta.

PD¿soy un pervertido o esas gafas dan morbo a más gente?

DeZeta dijo...

De pervertido nada, ¡morbazo!